La especialización es la clave del éxito

Especializado exclusivamente en Derecho Laboral para empresas y trabajadores

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Distinción entre reconvención y excepciones

Una de las figuras utilizadas con frecuencia en nuestros tribunales es la reconvención que, como sabemos, es la pretensión que lleva a cabo el demandado cuando contesta a la demanda, y que en nuestro ámbito laboral ha de haberse anunciado en la conciliación ante el servicio de mediación, arbitraje y conciliación, o en la contestación a la reclamación previa, debiéndose identificar los hechos y las causas en que se funda, para no generar indefensión a la otra parte.

Distinta es la reconvención de la figura de la compensación de deudas, que regula el artículo 1156 del Código Civil, no siendo necesaria la reconvención para alegarla, siempre que las deudas sean vencidas y exigibles.

Ahora bien, se plantean en ocasiones dudas a la hora de distinguir entre reconvención y excepciones.

Sabemos que las excepciones pueden ser materiales o procesales, y mientras valiéndose de ellas el demandado no rebase el objeto del proceso, estamos ante una excepción y no ante reconvención.

Supongamos que en el acto de juicio, la empresa demandada solicita que se tome en consideración un pago parcial previo e imputable a la indemnización reclamada, ¿estamos ante reconvención o es una mera excepción?. Si se entiende que es una reconvención y no se adelantó en el acto de conciliación, no podría hacerse tal manifestación en el acto de juicio.

Pues bien, a entender del Tribunal Supremo, en unificación de doctrina, estamos ante una excepción y no ante reconvención, por lo que sí se puede alegar en el acto de juicio por parte de la empresa, aun cuando nada hubiese mencionado antes.

En su obra “La reconvención en el proceso laboral” (Editorial Bomarzo), la profesora Mella Méndez establece, como principales diferencias entre ambas figuras, las siguientes:

  1. su naturaleza jurídica, pues la reconvención es una demanda nueva, mientras que la excepción es una mera defensa.
  2. su finalidad, la primera busca el reconocimiento de un derecho propio del demandando, mientras que la excepción solo busca una simple defensa o absolución.
  3. efecto sobre el objeto del proceso, pues la reconvención supone la ampliación de este, mientras que la excepción solo ataca el objeto del proceso ya existente.
  4. posición frente a la pretensión inicial, la reconvención, al ser una acción nueva contra el actor, puede dar lugar al allanamiento total o parcial del demandado respecto de la pretensión inicial, mientras que una excepción solo tiene como objeto oponerse a la pretensión inicial.
  5. efecto de cosa juzgada, pues en la reconvención, enjuiciar la alegación del demandado, genera el efecto de cosa juzgada material.

Ponte en contacto conmigo y te ayudaré a resolver todas y cada una de tus dudas o conflictos en materia laboral.

Un saludo y hasta la próxima.

Deja un comentario

      He leido el Aviso legal y acepto la Política de privacidad *

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ como responsable de la web www.santiagosatue.com La finalidad es gestionar el alta a esta suscripción. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es) Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y política de privacidad

Usamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio y para obtener datos estadísticos. Más información en nuestra Política de Cookies   
Privacidad