La especialización es la clave del éxito

Especializado exclusivamente en Derecho Laboral para empresas y trabajadores

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

¿Existen los derechos adquiridos?

A todos los profesionales que nos dedicamos al Derecho Laboral nos habrá sucedido encontrarnos con un cliente, trabajador para más datos, que afirma rotundamente en la consulta: “esto es un derecho adquirido y no me lo pueden quitar”.

Pues bien, entonces a uno le corresponde explicarle que igual lo que él llama derecho adquirido, y que yo prefiero denominar condición más beneficiosa, no funciona exactamente así, y que esa “intangibilidad”, no es tal.

Las condiciones más beneficiosas, pueden existir, pero bajo unas determinadas características.

La jurisprudencia exige, básicamente, para que dicha figura pueda operar, que exista una voluntad inequívoca de concesión del derecho por parte del empresario, que se acredite la voluntad de la empresa de dar un beneficio o ventaja que supere lo establecido legal o convencionalmente, así como un reiterado disfrute en el tiempo de dicha condición.

Por ejemplo, es muy clara la Sentencia de la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (3 de noviembre de 2009) cuando menciona como requisitos aplicables al supuesto que enjuicia, y resuelve afirmativamente la cuestión a favor del trabajador, declarando la existencia de una condición más beneficiosa, pues :

1) consta una voluntad inequívoca de concesión (…) 2) en virtud de este acto de voluntad, se concede al actor un beneficio o ventaja, 3) el pago que la empresa decide, se realiza con cargo a una partida presupuestaria específica, con fijación de efectos y con vocación de futuro 4) el beneficio se ha disfrutado durante más de diez años, de forma pacífica y sin condicionamiento alguno.(…).

A la vista, pues, de estos datos, la Sala comparte el criterio del recurrente cuando alega que «nos encontramos ante una condición más beneficiosa otorgada al trabajador e incorporada a su elenco de derechos derivados de la relación de trabajo, ventaja que tuvo su origen en la expresa voluntad de la empresa (…). Esta ventaja no puede ser eliminada de forma unilateral, pues es intangible mientras las partes no acuerden otra cosa o se compense o neutralice por normativa posterior.»

Por tanto, la respuesta a la cuestión  que da titulo a este escrito es afirmativa, pero no siempre ni en cualquier caso.

Ponte en contacto conmigo y te ayudaré a resolver todas y cada una de tus dudas o conflictos en materia laboral.

Un saludo y hasta la próxima.

Deja un comentario

      He leido el Aviso legal y acepto la Política de privacidad *

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ como responsable de la web www.santiagosatue.com La finalidad es gestionar el alta a esta suscripción. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es) Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y política de privacidad

Usamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio y para obtener datos estadísticos. Más información en nuestra Política de Cookies   
Privacidad