¿Puedo cobrar la indemnización del contrato temporal y la indemnización por despido al mismo tiempo? - Abogado laboralista en Madrid - Indemnización por despido

Otra cuestión con la que nos enfrentamos los abogados laboralistas es el uso abusivo y en fraude de ley que se hace de los contratos temporales.

Así, por ejemplo, un trabajador o trabajadora puede ver como sucesivamente y sin solución de continuidad, va encadenando un contrato temporal tras otro, hasta que finalmente es despedido.

Se nos plantea la cuestión de qué sucede cuando el trabajador ha ido percibiendo indemnizaciones sucesivas derivadas del fin de cada contrato temporal, y finalmente, tras demandar por despido al no renovársele más el contrato, su relación laboral es reconocida como indefinida, y se le abona la indemnización por despido improcedente, computando la antigüedad de todos los contratos temporales suscritos con anterioridad.

Es decir, se han cobrado varias indemnizaciones, por un lado, las derivadas de cada contrato temporal finalizado, y por último, la última relativa al despido finalmente producido.

Imaginemos un supuesto, donde el trabajador Pedro, contrata con la empresa RUINO S.A.; firma un contrato eventual de 6 meses de duración, al finalizar el mismo se le indemniza por la finalización de ese contrato. Después firma un contrato de obra a los dos días de haber finalizado el anterior, y tras seis meses se le finaliza, cobrando su indemnización correspondiente, y a renglón seguido, tres días después, firma un nuevo contrato con la citada RUINO S.A. y le rescinden el contrato 8 meses después, cobrando también la indemnización correspondiente a este último contrato de obra.

Pedro, tras consultar con un abogado laboralista, decide demandar por despido improcedente, gana el juicio y obtiene una indemnización computando la antigüedad desde el primer contrato suscrito.

Por tanto, Pedro ha cobrado tres indemnizaciones por fin de contrato temporal y una última por despido improcedente.

Lógicamente, Pedro se plantea si tiene derecho a cobrar todas esas indemnizaciones, si debe compensarse la última indemnización con todas o con alguna de las anteriores.

Pues bien, este tema lo resuelve la jurisprudencia del Tribunal Supremo, y en concreto me voy a referir a una Sentencia reciente de 20 de junio de 2018.

En ella se plantea la cuestión y el Tribunal Supremo manifiesta:

“(…) En el supuesto enjuiciado, los contratos suscritos con carácter temporal, se han transformado, por mor del fraude ya expresado, en indefinidos. Su extinción final o definitiva ha resultado objeto de una indemnización ante la improcedencia del cese, y podrían señalarse ya sin sustento -sin causa- las acordadas y obtenidas por la finalización de los sucesivos contratos objeto de una valoración omnicomprensiva. La apreciada concurrencia de fraude en la contratación lo enerva (recordemos al efecto la protección frente a los abusos de dicha contratación sucesiva que dimana del propio art. 15 ET en línea con la normativa comunitaria), de manera que las indemnizaciones obtenidas tras cada extinción no pueden entenderse neutralizadas cuando el empleador persiste en la suscripción de vínculos temporales para tareas tildadas de permanentes. No puede hablarse, por ende, de la existencia de enriquecimiento injusto con relación a los contratos precedentes al vigente al tiempo del despido.

Por otra parte, y en puridad, tampoco cabría hablar de dualidad de créditos, ni considerar en sentido estricto al trabajador como deudor por las cantidades ya percibidas tras la finalización de los contratos temporales anteriores al último impugnado, ni por ende concurre el elemento de exigibilidad (del art. 1196 CC se deriva que las deudas cuya compensación se pretende sean vencidas, líquidas y exigibles). Aquél percibió la indemnización legalmente establecida tras cada cese derivado de un contrato cuya temporalidad carecía de base y que resultaba indebidamente utilizado por el empleador. No procedería en consecuencia compensar aquellas indemnizaciones acaecidas durante el iter contractual, durante el cual ninguna impugnación nos consta, con la finalmente obtenida por la calificación del despido improcedente.

Ahora bien, al entender de la Sala, esa solución de no compensación no procede proyectarla o extenderla al último de los contratos temporales suscrito. La detracción o minoración ha de operar sobre la indemnización abonada por extinción del último contrato temporal, respecto de que la parte actora sí se ha pronunciado y ha sido objeto de la acción de despido con el resultado de la declaración de improcedencia, a fin de evitar la duplicidad denunciada.

Ello es así por cuanto, esa ruptura final del vínculo entre las partes no tiene como causa la extinción regular de dicho contrato temporal sino un despido improcedente, para el cual el legislador ha previsto una específica, y superior, indemnización (art. 56 ET), en cuyo cómputo resulta integrado el periodo de la prestación de servicios correspondiente al mismo contrato. La decisión de cese adoptada por el empleador es única y no ha de llevar aparejada un sumatorio de indemnizaciones. En este sentido, el Auto de 3 de mayo de 2017 anteriormente identificado, aunque concluyendo la ausencia de contradicción, aludía a la aplicación de la compensación: se trata de una cantidad abonada por la extinción de un único contrato temporal celebrado entre las partes y vigente al momento del despido, de ahí que en este caso se aplique la compensación para evitar el enriquecimiento injusto derivado de conceder al trabajador la indemnización correspondiente por dos causas distintas [despido improcedente/extinción regular del contrato temporal].

Siendo, por tanto, único el despido, procederá el abono de la correspondiente a la repetida calificación de improcedencia, y no la relativa a la extinción reglada de un vínculo temporal, de manera que la ya abonada por el empleador deberá detraerse de la correspondiente al parámetro indemnizatorio preceptuado para el despido improcedente. (…)”.

Por tanto, el trabajador, en este caso no debe “devolver” o ver como se descuenta de su indemnización final por despido improcedente, las anteriores indemnizaciones derivadas de los contratos de trabajo temporales suscritos con anterioridad, ahora bien, si debe descontarse lo abonado únicamente derivado del último contrato temporal, justo el que con cuya finalización, da lugar al despido calificado como improcedente.

Espero haber aclarado dudas al respecto, y si necesitas un abogado laboralista en Madrid para resolver estas u otras dudas, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de Skitterphoto obtenida en Pexels)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.