Vuelvo de una excedencia, ¿tengo que aceptar una plaza vacante en otra ciudad? | Abogado laboralista Madrid

En esta ocasión tratamos un asunto que ha suscitado no pocas dudas en nuestro despacho de abogados laboralistas, y es el relativo a la reincorporación tras una excedencia voluntaria, en la que la empresa ofrece una vacante en una localidad distinta a aquella en que el trabajador prestaba servicios al inicio de la excedencia, y cuya aceptación le supondría un traslado.

Tradicionalmente los Tribunales han venido señalando la obligación del trabajador de aceptar esa vacante, aunque supusiese un cambio de residencia para el mismo.

Pues bien, la doctrina tradicional cambia a raíz de una importante sentencia del Tribunal Supremo de fecha 4 de febrero de 2015 y de una más reciente todavía, de 11 de octubre de 2017.

En ambos casos, a dos trabajadores que habían prestado servicios en la ciudad de Madrid antes de disfrutar de su excedencia voluntaria, se les ofrecen plazas vacantes en la provincia de Alicante y en Pamplona, respectivamente.

Los dos trabajadores no aceptan esas vacantes, y manifiestan que mantienen su derecho de reincorporación, pero no en una localidad que les obligue a cambiar de residencia.

Dudas que se plantean

¿Estamos ante un abandono de puesto de trabajo?, ¿hay motivos para un despido del trabajador por cometer una falta muy grave basada en ausencias injustificadas? O bien ¿la actuación del trabajador es correcta y su derecho a reincorporarse sigue intacto?

Pues bien, la sentencia del Tribunal Supremo de 11 de octubre de 2017, reitera la doctrina sentada por la de 4 de febrero de 2012, y mantiene que:

“la solución interpretativa más ajustada a Derecho parece ser la de que el reingreso debe producirse en un puesto de trabajo de la misma localidad en la que prestaba sus servicios, ya que la pretensión unilateral de la empresa de que aquél reingrese en localidad distinta obstaculizaría gravemente el ejercicio del derecho del excedente a su reincorporación, alterando sustancialmente su situación original y posibilitando la asignación a éste de un puesto en el lugar que le fuera más gravoso a fin de hacerle desistir de su propósito de reingreso.”

Y por si quedaban dudas añade:

“es cierto que el art. 46.5 ET se refiere a la empresa y no al centro de trabajo. Ello es lógico puesto que si se ofrece al trabajador un puesto de trabajo de su misma categoría o similar que no pertenezca al mismo centro de trabajo en el que trabajaba antes de la excedencia pero que no le obligue a cambiar de localidad de residencia esa oferta es adecuada. Pero de ahí a interpretar que también lo es cuando la ubicación del nuevo centro de trabajo le obligaría a dicho traslado va un largo trecho: el que separa una solución justa, equilibrada y respetuosa con los derechos de ambas partes, de una solución completamente desprovista de tales atributos, en cuanto supondría dejar, en la práctica, en manos del empresario la eficacia del derecho de reingreso del trabajador.”

 ¿En qué situación queda el trabajador?

Por su parte la Sentencia de 4 de febrero de 2015 del Tribunal Supremo señala que la negativa de la empresa a reincorporar al trabajador en Madrid no es despido, pero tampoco la negativa del trabajador a aceptar la vacante en la provincia de Alicante supone dimisión de su puesto de trabajo, sino que mantiene su derecho expectante a reincorporarse a la empresa en las condiciones que establece el convenio. Recordemos que aquí la empresa manifestó que, si no se reincorporaba el trabajador, se entendía que este renunciaba a su derecho a reincorporarse, y ante ello el trabajador demandó por despido.

En la solución adoptada por la Sentencia de 11 de octubre de 2017 del Tribunal Supremo se afirma que no estamos ante una dimisión o baja voluntaria del trabajador, y las ausencias no pueden dar lugar a un despido que, de comunicarse por parte de la empresa, ha de considerarse improcedente.

Recordemos que, en el caso resuelto en esta sentencia, la empresa entendió que la ausencia del trabajador suponía un abandono del puesto de trabajo, y subsidiariamente, una causa de despido por ausencias injustificadas. Por tanto, el despido comunicado se declara improcedente.

Conclusión

Estas dos sentencias establecen que no existe obligación de reincorporación en una ciudad distinta a la que tenía el trabajador al momento de solicitar la excedencia, cuando dicha reincorporación le suponga un cambio de residencia.

La negativa a reincorporarse no puede considerarse como renuncia al derecho de reincorporación, ni abandono del puesto de trabajo, y si la empresa comunica un despido basado en ausencias injustificadas, el mismo es improcedente.

Con estas líneas espero haber aclarado dudas al respecto y si necesitas un abogado laboralista en Madrid para resolver estas u otras dudas, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de piviso obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.