Despido por causas objetivas, ¿es nulo si disfruto de jornada reducida por cuidado de hijos? - Abogado Laboralista Madrid

Hemos hablado de la nulidad del despido en otros artículos de este blog, por consultas que se han planteado en nuestro despacho de abogados laboralistas, pero en este caso nos referimos a como se puede resolver un despido por causas objetivas, cuando el trabajador afectado disfruta de una reducción de jornada. Este tema lo aborda una reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de enero de 2018.

¿Es nulo el despido objetivo si disfruto de reducción de jornada por cuidado de hijos?

Primero aclaremos que es un despido por causas objetivas, que es aquel en que el trabajador es despedido por algunas de las causas previstas en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores; para lo que nos interesa en este caso, citaremos solo el apartado C) de dicho artículo:

(…) c) Cuando concurra alguna de las causas previstas en el artículo 51.1 y la extinción afecte a un número inferior al establecido en el mismo. Los representantes de los trabajadores tendrán prioridad de permanencia en la empresa en el supuesto al que se refiere este apartado (…).

Hemos recalcado el apartado c) pues es el analizado en la Sentencia que mencionamos, es decir, un despido basado en causas económicas, técnicas, organizativas o productivas.

 ¿Cuándo se dan las causas económicas, técnicas organizativas o de producción?

Este es uno de los aspectos más polémicos tras la última reforma laboral. En el Estatuto de los Trabajadores se define en su artículo 51 como:

“Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.

Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado”.

¿Qué se plantea la Sentencia acerca del despido objetivo y la reducción de jornada?

La sentencia del Tribunal Supremo analiza un supuesto donde se da el despido de un trabajador con reducción de jornada por guarda legal de su hija.

El Tribunal Supremo, en esta Sentencia, corrige el criterio del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que había declarado improcedente el despido de un trabajador que disfrutaba de la reducción de jornada de su hija, que en su día había solicitado dicha reducción, pero al que la empresa jamás le contestó expresamente.

En base a ello el Tribunal Superior de Justicia de Madrid indica que la nulidad no procede, por haberse instado el despido un año y siete meses después de la solicitud de reducción de jornada, dato que revela, que no fue en represalia de la solicitud de reducción de jornada.

Pero los hechos constatan que el trabajador solicitó reducción de jornada por cuidado de hijos, y que, aunque la empresa no respondió expresamente a dicha solicitud, la reducción se llevó a cabo y el trabajador la estaba disfrutando al momento del despido.

Hay que recordar que la protección de la nulidad se da desde el momento de la solicitud de la reducción de jornada por cuidado de hijos.

Se plantea el Tribunal Supremo que “La cuestión controvertida se centra en determinar si en un supuesto de trabajador con reducción de jornada por guarda legal de su hija el despido injustificado debe ser declarado improcedente o nulo (…) en supuestos semejantes de guarda o atención a un familiar ha declarado esta Sala (SS. TS. de 16 de octubre de 2012 y 25 de enero de 2013 entre otras, como las en ellas citadas que sigue a la del T.C. nº 92/2008, de 21 de julio, la protección que los preceptos citados otorgan quedaría vacía de contenido si no conllevara la nulidad objetiva (…) Así en nuestra sentencia de 25 de enero de 2013 finalizamos diciendo: “Todo ello lleva a entender que el precepto es «configurador de una nulidad objetiva, distinta de la nulidad por causa de discriminación contemplada en el párrafo primero y que actúa … al margen de que existan o no indicios de tratamiento discriminatorio o, incluso, de que concurra o no un móvil de discriminación».

En resumen

Si el despido objetivo, en este caso por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, no es procedente, es decir no se acredita por la empresa la existencia de esas causas, el despido del trabajador no puede considerarse improcedente, sino nulo, cuando, como es el caso, el trabajador está disfrutando de una reducción de jornada por cuidado de hijos; y en el caso analizado, es indiferente que la empresa no contestara expresamente la solicitud del trabajador de reducir su jornada, pues este estaba disfrutando de hecho dicha reducción de jornada, por lo que la empresa había aceptado dicha reducción en la práctica.

Espero haber aclarado dudas al respecto y si necesitas un abogado laboralista en Madrid para resolver estas u otras dudas, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de Skate obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad