Despido con contrato en prácticas | Santiago Satué | Abogado Laboralista Madrid | Seguridad Social

En estos tiempos de crisis nos estamos encontrando con empresas que se anticipan a los acontecimientos y que, vigente el contrato en prácticas, optan por extinguir el contrato al amparo del artículo 49.1 c) del estatuto de los trabajadores, sin esperar a su llegada a fin.

Este artículo establece que:

“El contrato de trabajo se extinguirá por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato. A la finalización del contrato, excepto en los casos del contrato de interinidad y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación.

Los contratos de duración determinada que tengan establecido plazo máximo de duración, incluidos los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje, concertados por una duración inferior a la máxima legalmente establecida, se entenderán prorrogados automáticamente hasta dicho plazo cuando no medie denuncia o prórroga expresa y el trabajador continúe prestando servicios.

Expirada dicha duración máxima o realizada la obra o servicio objeto del contrato, si no hubiera denuncia y se continuara en la prestación laboral, el contrato se considerará prorrogado tácitamente por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite la naturaleza temporal de la prestación.

Si el contrato de trabajo de duración determinada es superior a un año, la parte del contrato que formule la denuncia está obligada a notificar a la otra la terminación del mismo con una antelación mínima de quince días”.

Es decir, que si finaliza la empresa el contrato antes de la llegada del tiempo estipulado, estamos ante una extinción  de un contrato temporal, extinción sin causa que ha de dar lugar a la declaración de la extinción como despido improcedente.

Las consecuencias serían las lógicas derivadas de este despido: la indemnización o readmisión del trabajador a elección de la empresa.

Supongamos, no es lo habitual, que la empresa opta por la readmisión. La consecuencia es que, se abonan los salarios de tramitación, y llegado el término correcto del contrato, el trabajador ve extinguida su relación laboral, esta vez sí, correctamente.

Esta situación puede verse sustancialmente modificada si, con ocasión del despido, podemos acreditar que el contrato no reunía los requisitos de documentación por escrito o bien que estaba celebrado en fraude de ley.

Sucede que si, aun a pesar de no reunir los requisitos formales, la empresa acredita la naturaleza temporal de los servicios, decae la presunción de que el contrato era indefinido.

Ahora bien, si acreditamos la existencia del fraude de ley, el contrato ha de entenderse indefinido, y en el improbable caso de que una empresa optase por la readmisión, el contrato tendría naturaleza indefinida.

Por tanto, en una extinción anticipada del contrato es muy interesante introducir, si existe, la discusión acerca de la naturaleza fraudulenta del contrato; pero esta discusión es más interesante si hubiese una causa de nulidad del despido –pues ahí la readmisión es obligatoria-, o bien si se extingue el contrato en prácticas al llegar a su finalización, pues entonces, a pesar de finalizar en la fecha correcta, estaríamos ante un despido improcedente – o nulo si hay causa de nulidad- pues el contrato se presume indefinido  y por tanto el despido es improcedente.

¿Cuándo un contrato en prácticas está celebrado en fraude de ley?

Pues aquí, como siempre, es conveniente repasar la jurisprudencia de nuestros tribunales que han analizado ampliamente la cuestión.

Por ejemplo, las Sentencias del Tribunal Supremo de 16 de febrero de 2009 y de 19 de abril de 2016, establecen que existirá fraude de ley, cuando la empresa destina a un puesto de trabajo manifiestamente inadecuado a su nivel de titulación al trabajador o no se corresponde el trabajo desempeñado mínimamente con las tareas propias de aquel nivel de estudios.

Asimismo existe fraude de ley si el trabajador ha realizado las mismas funciones previamente, por ejemplo, en el mismo puesto (Sentencia TSJ Madrid 5 de septiembre de 2012).

Existe fraude de ley si se  realizan funciones inferiores a las del título que posee el trabajador y que habilitan para el contrato en prácticas (Sentencia TSJ Galicia de 8 de julio de 2011).

Por tanto, si te extinguen antes de tiempo, o incluso llegado a su término, tu contrato de prácticas, consulta con un abogado especialista en derecho Laboral, para verificar tu situación.

En nuestro despacho contamos con amplia experiencia en derecho laboral; si necesitas ayuda de un abogado laboralista en Madrid, ya seas empresa o trabajador, en temas de despido, excedencias, reclamaciones de cantidad, Seguridad Social etc., contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de Gerd Altmann obtenida en Pixabay )

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Comentar

He leído y acepto la Política de privacidad

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.