Diferencias entre finiquito e indemnización por despido | Santiago Satué - Abogado Laboralista en Madrid

En muchas ocasiones, me encuentro consultas en el despacho donde el trabajador o trabajadora, no tiene nada claro cuáles son los conceptos que le corresponden percibir tras su despido.

Pongamos, por ejemplo, el supuesto típico de un despido disciplinario, aquel en que nos imputan un incumplimiento contractual grave: transgresión de la buena fe, abuso de confianza etc.

Si el despido es calificado como improcedente, ya sea porque así lo establece un juzgado o porque la empresa lo reconoce como tal en un acto de conciliación, -es decir aquellos casos en que las causas del despido no son ciertas o no han podido ser probadas-, al trabajador le corresponde su indemnización por despido, que en este caso será de 45 días por año trabajado o de 33 días por año trabajado, con los límites legales, dependiendo de la antigüedad del trabajador en la empresa, tras la entrada en vigor de la última reforma laboral. Se dan muchos casos en los que hay una indemnización por despido con un primer tramo de 45 días por año trabajado y un segundo tramo de 33 días por año trabajado, dependiendo de si el trabajador estaba contratado en la empresa antes de la entrada en vigor de la citada reforma. Si el trabajador fue contratado después de la reforma laboral, solo devengará una indemnización a razón de 33 días por año de antigüedad.

Pues bien, ese importe que nos abonan en concepto de despido improcedente, es la indemnización por despido, que nada tiene que ver con el finiquito, pues este es liquidación de cuentas por el fin de la relación laboral, con independencia de la causa por la que esta finalización tiene lugar.

El finiquito o liquidación usualmente se corresponde con la parte proporcional de las pagas extras devengadas y no cobradas, pongamos como ejemplo el caso más habitual de cobrar dos pagas extras, y las vacaciones que hemos devengado y no disfrutado, imaginemos que tenemos 30 días de vacaciones, nos despiden el 30 de junio y no hemos disfrutado de vacaciones ese año, pues bien, habremos devengado 15 días de vacaciones que nos deben pagar con el finiquito.

Es importante señalar que la diferencia entre finiquito e indemnización es tal, que incluso en un despido disciplinario procedente, donde no nos corresponde indemnización alguna, no obstante si tendremos derecho a finiquito si hemos devengado pagas extras y vacaciones no disfrutadas.

El finiquito es peculiar, pues contempla una excepción, y es que, si bien como regla general, no se puede cobrar las vacaciones para seguir trabajando y no disfrutarlas, en casos de extinción del contrato, si se permite, como excepción, su compensación económica.

Es importante, si se piensa reclamar contra el despido disciplinario, o en caso de despido objetivo también, del cual hoy no hemos hablado, firmar tanto la carta de despido, así como el finiquito, como “no conforme” ambos documentos, y además debe ponerse  la fecha de entrega de la carta y del finiquito, y si se ha percibido o no alguna cantidad y su importe.

Espero que estas breves notas hayan aclarado un poco la diferencia entre finiquito e indemnización por despido y como siempre ante cualquier duda sobre materia de Derecho Laboral póngase en contacto con nosotros.

(Foto de: Pavel Kunitsky obtenida en Pexels)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.