¿Qué hacer si me despiden disciplinariamente? | Santiago Satué - Abogado Laboralista en Madrid

Este tipo de despidos se producen cuando se le imputan al trabajador hechos que conforme a su convenio colectivo o al Estatuto de los Trabajadores constituyen una falta muy grave que lleva aparejado el despido.

Así por ejemplo, los casos típicos de incumplimiento grave y culpable, recogidos en el Estatuto de los Trabajadores son:

  1. Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo.
  2. La indisciplina o desobediencia en el trabajo.
  3. Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
  4. La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.
  5. La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.
  6. La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  7. El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y el acoso sexual o por razón de sexo al empresario o a las personas que trabajan en la empresa.

¿Qué hacer si nos entregan una carta de despido basada en alguno de estos motivos?, en primer lugar no dar nunca conformidad con los hechos recogidos en la carta, ni reconocer los mismos.

Si la carta de despido se firma, se debe firmar como “recibida y no conforme”, haciendo constar de puño y letra la fecha en que se recibe.

Junto a la carta se suele entregar el finiquito. Es muy importante no firmar tampoco el finiquito, y si se firma, se debe hacer como “recibido y no conforme”, haciendo constar si se ha percibido alguna cantidad o si no se ha percibido ninguna cantidad, así como la fecha de recepción. Dar la conformidad al finiquito, supone la imposibilidad de demandar por despido, puesto que suelen incluir cláusulas que impiden una demanda posterior.

En un post anterior hemos analizado la diferencia entre finiquito y la indemnización por despido, que no son los mismos conceptos.

El plazo para poder reclamar contra un despido es de 20 días, por ello es importante actuar con celeridad y ponerse de inmediato en manos de un abogado laboralista, que analizará los hechos y planteará la mejor estrategia de defensa posible desde el primer momento. Incluso, si el despido no es sorpresivo, y se intuyen problemas en la empresa, lo ideal es hacer una consulta “preventiva”, para tener claros los pasos a seguir. Un error en este momento inicial, puede dar al traste con la posterior reclamación.

Se ha de formular, en dicho plazo de 20 días, una demanda al Juzgado de lo Social que corresponda, y previamente, en el mismo plazo, una demanda de conciliación ante la Unidad de Mediación, Arbitraje y Conciliación, en el caso de Madrid, SMAC, puesto que es obligatorio un intento de conciliación administrativa, antes de ir a la vía judicial.

Espero que esta breve nota le haya servido de ayuda para saber qué debe hacer ante un despido disciplinario y como siempre ante cualquier duda sobre materia de Derecho Laboral póngase en contacto con nosotros.

(Foto de: geralt obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad