El pacto de no competencia postcontractual - Abogado Laboralista Madrid

No es una de las consultas más frecuentes que se dan en un despacho de abogados laboralistas, pero en ocasiones hemos de atender visitas con relación a un pacto que firmaron en su día empresario y trabajador, al firmar el contrato de trabajo y que plantea dudas al momento de querer abandonar la empresa.

¿Qué es realmente el pacto de no competencia postcontractual?

El pacto de no competencia postcontractual es un acuerdo que se establece entre el trabajador y el empresario, en cualquier momento de la relación laboral, que limita la libre elección de profesión del trabajador por un tiempo determinado una vez finalizada la relación laboral que unía a ambos.

En otras palabras, es un acuerdo entre ambas partes para que el trabajador una vez haya terminado su relación laboral con el empresario no pueda ejercer la misma actividad en empresas de la competencia durante un tiempo establecido por ley y previa compensación económica, y así evitar que el trabajador utilice en su nueva actividad actitudes y capacidades aprendidas en la empresa anterior que puedan perjudicarla.

Su regulación se recoge en el artículo 21.2 del Estatuto de los Trabajadores:

“El pacto de no competencia para después de extinguido el contrato de trabajo, que no podrá tener una duración superior a dos años para los técnicos y de seis meses para los demás trabajadores, solo será válido si concurren los requisitos siguientes:

  1. Que el empresario tenga un efectivo interés industrial o comercial en ello.
  2. Que se satisfaga al trabajador una compensación económica adecuada”.

Este pacto puede celebrarse entre las partes en cualquier momento de la relación laboral.

Como señala la ley, el empresario debe tener un efectivo interés industrial o comercial y reunir determinados requisitos mínimos de proporcionalidad o equilibrio de intereses que serán valorados en cada caso concreto, y que de no existir, el pacto puede entenderse nulo.

Esto quiere decir que, el empresario debe satisfacer una compensación económica adecuada que no tiene naturaleza salarial, sino indemnizatoria.

La duración, como señala la ley, tiene unos estrictos límites.

Hay que señalar que el pacto mantiene su validez, incluso aun cuando el trabajador extinga su contrato vigente el periodo de prueba.

¿Qué es una compensación económica adecuada?

La compensación económica surge por la necesidad del trabajador de asegurarse una estabilidad económica una vez extinguido su contrato de trabajo, debido a la imposibilidad de dedicarse a la misma actividad que venía desarrollando. El pago se puede realizar en cualquier momento, ya sea durante la vigencia del contrato, o incorporándolo al finiquito una vez finalizada la relación laboral. Incluso está compensación puede ser de naturaleza no dineraria.

Nada dice el Estatuto acerca del importe de la compensación, solamente que ha de ser “adecuada”, por tanto han de ser las partes las que fijen el importe. En caso de conflicto, será el Juzgado de lo Social quien dé solución.

Una cantidad económica adecuada de la compensación debe permitir que el trabajador pueda subsistir mientras no pueda trabajar y debe mantener unos criterios de proporcionalidad entre la cuantía y la indemnización de la empresa en caso de incumplimiento.

¿Cuáles son las consecuencias si el trabajador incumple el pacto?

Fundamentalmente restituir al empresario la indemnización percibida, siempre y cuando se acrediten la realidad y cuantía de los daños producidos.

¿Cuáles son las consecuencias si el empresario incumple el pacto?

En este caso el empresario provoca que el pacto pierda su eficacia, recuperando el trabajador su libertad profesional.

Señalar que la acción de devolución de lo indebidamente pagado prescribe al año. El cómputo del plazo comienza desde que se produce el incumplimiento y el empresario tiene conocimiento de ello.

Para terminar, también es posible anular el acuerdo si ambas partes están conformes. Pero nunca podrá ser anulado de manera unilateral, es decir, por una de las partes sin el consentimiento del otro.

Espero haber aclarado dudas al respecto, y si necesitas un abogado laboralista en Madrid para resolver estas u otras dudas, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de FotografieLink obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.