Extinción del artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores y pacto de permanencia - Abogado Laboralista Madrid

Hoy en un nuevo post sobre Derecho Laboral vamos a analizar una sentencia ganada por este despacho de abogados laboralistas, en este caso, sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 19 de diciembre de 2018.

En ella se analiza la posibilidad de exigencia de una indemnización económica, por parte de la empresa, en base a un pacto de permanencia suscrito con el trabajador, tras haber éste extinguido judicialmente su contrato por justa causa, en base al artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores.

Antecedentes de hecho

En octubre de 2016 ambas partes firmaron un acuerdo por haber sido aceptado el trabajador en la realización de una acción formativa sobre “Programa de Dirección de Empresas” a desarrollar en un centro educativo, siendo (…) el coste neto del curso  de 17.425 euros.

En dicho documento ambas partes acuerdan:

“Primero: Soportar el coste neto de 17.425 euros al 50% cada una de las partes, lo que supone 8.712,50 euros respectivamente.

Segundo: la empresa X pagará en su totalidad el curso a la institución formadora, por lo que el trabajador adquiere esta deuda con la empresa X.

Tercero: La parte correspondiente al trabajador será descontada de las gratificaciones/incentivos que procedan.

Cuarto: Este acuerdo está condicionado a la permanencia del trabajador en la empresa X durante dos años desde que finalice el curso. Si se incumple esta permanencia el trabajador abonará la totalidad del curso realizado.

Quinto: Si el trabajador permanece en la empresa X más de dos años desde que finalice el curso, el coste de dicha acción formativa será el 100% soportado por la empresa X, devolviendo al trabajador todo lo que hubiera sido descontado hasta la fecha.”

En fecha del 25 de agosto de 2017 la empresa comunica al trabajador demandado el despido disciplinario. El trabajador interpuso demanda de despido y extinción de la relación laboral, y por sentencia firme del juzgado social de Madrid de fecha 9/4/18 se estimaron ambas demandas.

En el Fundamento de derecho tercero de la sentencia se hace constar que concurre causa de extinción del art. 50 ET por modificación sustancial de las condiciones de trabajo, al haberle modificado la empresa  sus funciones sin respetar el art. 41 ET. Y en cuanto al despido, el Fundamento de Derecho quinto concluye que la empresa demandada no ha probado los hechos que se imputan al trabajador, por lo que el despido debe calificarse como improcedente.

En fecha 17/01/18 la empresa le efectúa un requerimiento notarial al trabajador en reclamación de la cantidad de 17.425 euros.

Finalmente la empresa demanda al trabajador, reclamándole la cantidad de 17.425 euros, lo que da lugar a sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid con el siguiente fallo: “Que desestimando la demanda interpuesta por la empresa debo ABSOLVER Y ABSUELVO al trabajador de todos los pedimentos de la misma”.

Ante la citada sentencia la empresa recurre en suplicación dándose lugar a la sentencia que comentamos.

Fundamentos jurídicos.

Recordemos que la Sentencia de instancia del Juzgado de lo Social, recurrida, recoge en su fundamentación, los siguientes y decisivos argumentos, para entender la resolución del TSJ de Madrid:

“Pues bien, dado que la relación laboral se extinguió por voluntad de la empresa, y el despido fue declarado improcedente, y habiéndose además declarado en sentencia judicial que concurre causa legal de extinción de la relación laboral por incumplimiento empresarial, es obvio que no se ha extinguido el contrato por mera voluntad injustificada del trabajador, ni ha existido abandono o baja voluntaria del contrato. Y en consecuencia, el pacto de permanencia de dos años, vinculado a la citada acción formativa, no pudo ser cumplido por el trabajador porque la empresa ha impedido su cumplimiento, no existiendo por tanto ninguna causa imputable al trabajador; motivo por el que la empresa no puede exigir su cumplimiento en modo alguno, al ser ella misma la que ha impedido al trabajador permanecer en la empresa sin causa legal que lo justifique, y por tanto ha impedido que siga existiendo un pacto de permanencia entre las partes”.

Por su parte manifiesta el Tribunal Superior de Justicia, en la sentencia analizada, que:

“Es cierto que el art. 21.1 del ET establece que el abandono del trabajo por parte del trabajador antes del plazo pactado dará lugar al derecho a una indemnización al empresario de daños y perjuicios, pero esta no es la premisa de la que parte la desestimación de la pretensión de la actora en el fallo que se recurre, sino al incumplimiento de la recurrente del compromiso que se ha asumido por las partes durante dos años de vinculación laboral.

(…) lo que aquí se está cuestionando es la interpretación que realiza del acuerdo o pacto expreso firmado por las partes y que se recoge en el hecho segundo de la sentencia recurrida. -Por otro lado, debemos recordar la  constante Doctrina Jurisprudencial existente sobre la exegesis de las clausulas convencionales que combinan los criterios de interpretación especificados en el art. 3 y 4 del Código Civil  1281 y 1285  del mismo texto legal.

(…) a la vista del Acuerdo, al que nos remitimos en evitación de reiteraciones innecesarias, resulta que sus términos que resultan claros y no ofrecen duda sobre la intención de las partes contratantes, ( art. 1281 del Código Civil).- que,  por lo tanto, no ha sido vulnerado por la Magistrado de Instancia, que ha realizado una interpretación del Acuerdo absolutamente acorde con las reglas de la interpretación de los contratos resolviendo correctamente la cuestión objeto de este procedimiento, en un fallo que por no resultar contrario a ninguna de las normas que se han denunciado como infringidas debe ser plenamente confirmado por la Sala de Suplicación.

Por lo expuesto procede la desestimación del recurso y confirmar la sentencia recurrida”.

Conclusiones

Trabajador y empresa suscriben un pacto de permanencia, estableciéndose una penalización para el trabajador si este no permanecía en la empresa durante dos años.

La empresa incurre en un incumplimiento contractual que dan lugar a la demanda del trabajador para extinguir su contrato, y una vez interpuesta la demanda, le despiden.

Obteniendo sentencia favorable el trabajador, tanto en materia del despido como de la extinción, quedando firme esa resolución, la empresa demanda al trabajador pidiéndole la indemnización derivada de ese pacto de permanencia suscrito.

La resolución del asunto es clara cuando se ve que el pacto no puede ser cumplido por el trabajador, porque la empresa ha impedido su cumplimiento, no existiendo por tanto ninguna causa imputable al trabajador; motivo por el que la empresa no puede exigir su cumplimiento en modo alguno, al ser ella misma la que ha impedido al trabajador permanecer en la empresa sin causa legal que lo justifique.

Espero que haya resultado interesante este artículo, y si necesitas un abogado laboralista experto en relaciones laborales en Madrid para resolver tus problemas o dudas, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de JanBaby obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.