Sentencia ganada contra Banco Santander-Santiago Satue - Abogado Laboralista Madrid

Nuestro cliente, ex directivo, no tiene que devolver el bonus de los años 13 y 14 por aplicación de cláusulas “clawback”.

El Banco Santander demandó al directivo que formaba parte del “colectivo identificado” de la entidad, miembro del Comité de Dirección del Banco Popular.

Nuestro cliente no ha de devolver cantidad alguna al no ha haber acreditado el banco que hubiera en los resultados que se tuvieron en cuenta para fijar la retribución, falsedad, ni inexactitud.

En Sentencia de 22 de septiembre de 2020 la sección Tercera de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del Madrid falla:

“Que estimamos el Recurso de Suplicación número 300/2020 formalizado por el letrado DON SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ en nombre y representación de DON *****************************, contra la sentencia número 431/2019 de fecha 20 de diciembre, dictada por el Juzgado de lo Social número 30 de los de Madrid, en los autos número 754/2019, seguidos a instancia de BANCO DE SANTANDER, S.A. frente al recurrente, en procedimiento por reclamación de cantidad, revocamos la resolución impugnada y desestimamos la demanda absolviendo al demandado de todos sus pedimentos. SIN COSTAS”.

En resumidas cuentas, la sentencia concluye:

1º) El Banco tuvo que contemplar, cuando fijó la retribución variable de los años 2013 y 2014, que es la que aquí se reclama, todos los tipos de riesgos actuales y futuros, y el coste del capital y la liquidez necesarios.

2º) Una vez calculado el variable con tales datos estableció las fechas en que se iba a abonar, difiriendo parte del pago a los ejercicios sucesivos.

3º) En 2017 no abonó la parte que correspondía de dichas variables porque no era entonces sostenible al estar en pérdidas y la ley autoriza a no efectuar la liquidación y pago de la parte diferida si la situación del banco ha cambiado.

4º) Pero ello no era así cuando se produjeron los pagos en 2015 y 2016, en los respectivos meses de abril, en que no consta que se existieran ya unos resultados negativos.

5º) Es inadmisible pretender la devolución de la remuneración correspondiente a 2013 y 2014, cuando no ha acreditado la demandante, a quien corresponde la carga de la prueba, ni que hubiera en los resultados que se tuvieron en cuenta para fijar la retribución, falsedad, ni inexactitud, ni que se generasen en esos años riesgos ni circunstancias no asumidas por el banco, que ni siquiera se enuncian, no habiendo dato alguno que se remonte a esos años.

6º) Tampoco consta que cuando se hicieron los pagos diferidos en 2015 y 2016, en los respectivos meses de abril, hubiera problema financiero, señalando el informe de Price Waterhouse Coopers Auditores tal y como se recoge en el hecho probado tercero, que “no aconseja la reformulación de las cuentas del ejercicio 2.016, “en los términos descritos en el citado Hecho Relevante”, no representan por sí solo, ni en su conjunto, un impacto significativo en las cuentas anuales de la entidad al 31.12.16, que justifiquen su reformulación. ” Pero concluye: “estamos de acuerdo con su propuesta de incluir las correcciones que sean oportunas en los estados financieros del primer semestre de 2.017.”.

7º) Lo que lo que ha tenido en cuenta la magistrada a quo indebidamente son los riesgos y circunstancias que acaecieron con posterioridad al periodo de devengo, es decir que no se trata de riesgos no aflorados sino sobrevenidos, así las pérdidas de los años 2016 y 2017 (hecho probado segundo) y la nefasta ampliación de capital de 2016 (hecho probado tercero), refiriéndose en la fundamentación jurídica también al año 2015 y afirmando que desde este año se arrastraba un desajuste de las cuentas anuales de 2016.

8º) En absoluto hay dato alguno referido a los ejercicios 2013 y 2014, que desde luego había de concretar la demandante y demostrar cuál era el riesgo o circunstancias que pudieran haber ocasionado en los posteriores resultados negativos, lo que no ha hecho de ninguna forma, por lo que no puede reclamar una devolución que solo puede justificarse en la falsedad de los datos de estos años o riesgos asumidos en ellos no previstos por el banco que no consta, como tampoco que hubiera una situación insostenible en el banco cuando se abonan las cantidades diferidas en 2015 y 2016, porque de haber sido así no se hubieran abonado, como se hizo en 2017.

En corolario no habiendo acreditado el banco que concurran los requisitos establecidos en la cláusula “clawback” el recurso ha de prosperar sin que sea necesario examinar si había prescrito o no un derecho que negamos tenga la demandante

En nuestro despacho contamos con amplia experiencia en derecho laboral; si necesitas ayuda de un abogado laboralista en Madrid, ya seas empresa o trabajador, en temas de despido, excedencias, reclamaciones de cantidad, Seguridad Social etc., contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de Santiago Satué - Universidad de Coimbra)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Comentar

He leído y acepto la Política de privacidad

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.