La especialización es la clave del éxito

Especializado exclusivamente en Derecho Laboral para empresas y trabajadores

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Tipos de mobbing o acoso laboral: prevención y causas

El mobbing es un acoso producido en el ámbito laboral con el objetivo de generar y producir inseguridad, miedo y desmotivación en el empleado, para que su rendimiento laboral se vea afectado y así conseguir que abandone su puesto de trabajo.

Es difícil identificarlo, pues no siempre se da con las mismas características, para evitar que se utilice en un juzgado.

Los responsables del acoso laboral pueden ser compañeros, superiores o subordinados; en algunos casos llega a producirse en grupo.

A veces, la finalidad del acoso es hacer creer a la víctima que realmente es la culpable de todo lo sucedido: este tipo de maltrato se conoce como Gaslighting y se trata de un abuso emocional más leve.

Consecuencias del acoso laboral

Este tipo de acoso puede llegar a provocar problemas emocionales en el trabajador; puede sufrir falta de motivación, depresión, estrés o ansiedad.

Además, puede dificultar el ejercicio de sus labores y llegar a dañar su reputación.

Tipos de mobbing

Existen dos formas de clasificar este tipo de acoso: según la posición jerárquica y según el objetivo.

Mobbing según la posición jerárquica

  1. Mobbing horizontal: el acosador y la víctima se encuentran en el mismo rango jerárquico, suele darse entre compañeros de trabajo. Las causas habituales son: enemistad, perseguir al más débil o la falta de trabajo.
  2. Mobbing vertical: el acosador y la víctima se encuentran en diferentes rangos jerárquicos: pueden existir dos tipos: 
  • Mobbing ascendente: un superior es atacado por sus subordinados;
  • Mobbing descendente: un empleado es acosado por uno de sus superiores, con la intención de que el empleado abandone la empresa.

Mobbing según el objetivo

Según los objetivos que pretenda conseguir el acosador, se puede clasificar en:

  • Mobbing estratégico: se suele producir para que el acosado rescinda su contrato laboral.
  • Mobbing de dirección o gestión: los responsables suelen pertenecer al equipo directivo de la empresa. La finalidad es aumentar la productividad de los empleados, con amenazas de despido en caso de no cumplir los objetivos.
  • Mobbing perverso: no tiene ningún propósito de tipo laboral. El culpable suele caracterizarse por tener una personalidad manipuladora y hostigadora. En la mayoría de los casos se trata de un mobbing horizontal o ascendente y se produce sin testigos.
  • Mobbing disciplinario: la finalidad de este tipo de mobbing es que la víctima  entienda como debe actuar en la empresa. De no ser así, será castigada. También sirve de ejemplo para el resto de los empleados.

Si crees haber sido víctima de mobbing, como abogado para acoso laboral en Madrid estaré a tu disposición para asesorarte y ayudarte con tu caso.

Deja un comentario

      He leido el Aviso legal y acepto la Política de privacidad *

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ como responsable de la web www.santiagosatue.com La finalidad es gestionar el alta a esta suscripción. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es) Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y política de privacidad

Usamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio y para obtener datos estadísticos. Más información en nuestra Política de Cookies   
Privacidad