¿Cómo hago para pedir una excedencia? | Santiago Satué - Abogado Laboralista en Madrid

Las excedencias voluntarias o no, es otro de los asuntos frecuentes de un despacho especialista en Derecho laboral. Hoy vamos a ocuparnos de qué se ha de hacer –y no hacer- a la hora de solicitar una excedencia, en este caso, voluntaria.

Solicitar la excedencia voluntaria

En primer lugar, tenemos que saber que necesitarás tener en la empresa una antigüedad no inferior a un año, para poder solicitar la excedencia, así como que hayan transcurrido más de cuatro años desde el final de una excedencia anterior, si la hemos disfrutado.

La duración de la misma puede ir desde 4 meses hasta 5 años, y constituye una suspensión del contrato de trabajo, donde el trabajador conserva únicamente un derecho de reincorporación preferente.

Si el convenio colectivo establece una regulación distinta, según el Tribunal Supremo, debemos atenernos a lo regulado en el convenio, pero si el trabajador no reúne los requisitos del convenio, podría acogerse a los fijados en el Estatuto de los Trabajadores.

Puede suceder también, que la excedencia se conceda, mediante acuerdo entre empresario y trabajador, en términos distintos (por ejemplo, con derecho a reincorporación inmediata, etc.).

No es necesario especificar la causa de la excedencia voluntaria, es decir, cualquier interés la legitima, siempre que no sea contrario a la buena fe. No obstante, en todas las cuestiones relativas a la excedencia voluntaria, se tiene que estar atentos a lo que pueda establecer el convenio colectivo de aplicación, y en este caso concreto, el convenio puede regular la concesión, condicionándola a varios motivos que el trabajador debe justificar.

La empresa está obligada a conceder la excedencia, siempre que el trabajador reúna los requisitos para su concesión, no pudiendo quedar condicionada, por ejemplo a necesidades del servicio.

¿Quiere esto decir que el trabajador puede situarse en excedencia voluntaria si la empresa no le responde o se niega a concedérsela?

No, en ningún caso puede el trabajador disfrutar de la excedencia voluntaria sin concesión de la empresa, o si no hay acuerdo, sin reconocimiento de su derecho por los tribunales laborales, a los que habría que acudir en caso de negativa empresarial. Es decir, en caso de silencio o negativa empresarial, el trabajador debe permanecer en su puesto de trabajo, debiendo solicitar el reconocimiento judicial.

La solicitud y la respuesta han de ser llevadas a cabo por escrito, debiendo ser la aceptación de la empresa expresa, es decir, no hay un “silencio positivo”, como decía. Si el trabajador, ante la negativa de la empresa o su silencio, decide dejar de acudir al trabajo, sin reconocimiento expreso de la excedencia por la empresa o por el juzgado, puede incurrir en causa justa de despido, o considerarse su conducta como un abandono del puesto de trabajo.

Prórroga de la excedencia voluntaria

Se considera que el trabajador puede solicitar la excedencia por un periodo inferior al máximo, y después prorrogarla.

Pero cuidado, la concesión de la prorroga no es un derecho del trabajador, pudiendo la empresa denegarla.

Por otro lado, la prorroga debe solicitarse antes de la expiración de la excedencia, y pedir la prórroga, no suple ni equivale a la petición de reingreso, que es obligada, de manera que si se desea pedir la prórroga, también se ha de pedir el reingreso, aunque sea de forma cautelar, y siempre antes del vencimiento de la excedencia.

Ponte en contacto conmigo y te ayudaré a resolver todas y cada una de tus dudas o conflictos en materia laboral.

Un saludo y hasta la próxima.

(Foto de: Maxlkt obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.