¿Me pueden despedir estando de baja médica? | Abogado Laboralista Madrid | Abogado Despido Improcedente Madrid

Hoy abordamos otra de las cuestiones que regularmente llegan a los despachos de abogados laboralistas, y es si un trabajador estando de baja médica puede ser despedido.

Las leyendas urbanas laborales, que circulan por la mayoría de tertulias de bar en nuestro país, son rotundas y claras al respecto: no puedo ser despedido estando de baja médica.

No es propósito de este breve artículo desilusionar a nadie, ni provocar una menor asistencia y participación en esas tertulias, que tanto bien hacen a un sector productivo clave de nuestra economía, como es el de la hostelería, pero esa leyenda urbana es radicalmente falsa.

Si, se puede despedir a un trabajador estando de baja médica y, además, si el trabajador es “pillado” realizando tareas incompatibles con su recuperación médica, el despido puede ser claramente procedente, por ejemplo, trabajador que está de baja por lesión de una muñeca y curiosamente practica windsurf durante la baja (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias 10.2.2006).

Estar de baja por incapacidad temporal supone que el contrato está suspendido, pero eso no significa que se suspenda la obligación de buena fe para ambas partes.

Por tanto, hay que seguir siempre las instrucciones del médico, que debe indicar e informar que actividades son perfectamente compatibles con la situación de baja médica, y cuáles no.

Ahora bien, en Derecho las zonas grises se imponen a las blancas y las negras, y por eso, los que nos dedicamos a estas materias, siempre resaltamos un matiz, con buen criterio, y es que hay que estar a cada caso concreto.

Y en esa línea, nos encontramos sentencias que salen a la luz, como por ejemplo, la sentencia número 171/2019, dictada por el Juzgado de lo Social Nº4 de Badajoz.

Un caso, sin duda, curioso, el de un trabajador que, estando de baja médica por depresión y ansiedad, participa en una competición de culturismo y además lo hace con relativo éxito, pues queda segundo clasificado.

La empresa entrega al trabajador la siguiente carta de despido:

Muy Sr. nuestro: Por medio de la presente le comunicamos que, la dirección de esta empresa ha tomado la decisión de proceder a la extinción de su contrato de trabajo por DESPIDO DISCIPLINARIO, con fecha de efectos de hoy, en base a las facultades que se fijan en el art. 31 y siguientes del Convenio Colectivo del Sector de Oficinas y Despachos (…) y en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, por los hechos que se vienen produciendo. En concreto, los hechos y motivos en los que se fundamenta la sanción impuesta son los siguientes: Desde el pasado día 10 de mayo de 2018 se encuentra en situación de incapacidad temporal, al parecer, por una situación de estrés y ansiedad que le incapacita para la realización de sus funciones laborales. Con fecha 18 de septiembre de 2018 nos ha comunicado el alta médica, tras lo cual, revisando las fechas de disfrute de sus vacaciones, la empresa ha tenido conocimiento que los pasados días 8, 9 y 10 de junio, coincidiendo con su situación de baja por enfermedad participó en el campeonato de la Copa Nacional de España (Federación Española de Fisioculturismo y Fitness), sin aparentes signos de malestar o incapacidad alguna, llegando a quedar segundo en la modalidad de Culturismo Master 40 de más de 90 kg. Durante el periodo de baja laboral, una cosa es la práctica del deporte habitual, que puede ser, en su caso, beneficios en el tratamiento recuperatorio de la enfermedad, y otra que se realice a la actividad previa y propiamente concursal del deporte de alta competición, máxime si se trata de este deporte, donde se requiere una alimentación muy cuidada y una exigente actividad física y mental constante, sobre todo las semanas previas a la competición. La participación en este campeonato estando en situación de incapacidad temporal constituye transgresión de la buena fe contractual, ya que demuestra que o bien Vd. realmente no se encuentra mal psíquicamente y puede trabajar en nuestra empresa o, de estar realmente enfermo y padecer estrés o ansiedad, la participación en el referido campeonato supondrá que su recuperación sea mucho más larga, con el consiguiente perjuicio y fraude tanto a las arcas de la empresa como a las púbicas, por las atenciones requeridas para su supuesta enfermedad incapacitante. En ambos supuestos estamos ante una actuación fraudulenta y grave por su parte que no nos permite otra solución que proceder a su despido disciplinario (..)”.

De la lectura de la carta comprobamos como el empresario se erige en especialista médico, señalando lo que es adecuado o no para la recuperación del trabajador, y a tenor de la sentencia dictada por el juzgado de lo Social, no lo hace con mucha fortuna.

De hecho, el Juzgado de lo Social da la razón en la sentencia al trabajador, declarando improcedente el despido, y ante esa sentencia recurre la empresa, y el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, en Sentencia de 30 de julio de 2019, aún sin entrar en el fondo del asunto, por un motivo procesal, -no comparece apoderado el letrado que decía representar a la empresa y se la tiene por no comparecida-, formula un razonamiento clave para la cuestión que hoy tratamos:

“La parte actora aportó suficientes medios de prueba, valorados por el órgano de instancia, ex artículo 97.2 de la LRJS , (…) y el informe pericial emitido por psicólogo, para acreditar que su participación en un campeonato de culturismo, lejos de resultarle perjudicial para el tratamiento de su problema de estrés y ansiedad, le fue beneficioso psíquicamente, sin que, del propio modo, de ello se haya de deducir que el trabajador estaba recuperado de la afección que motivó la situación de baja laboral. No olvidemos lo que la recurrente invocó en la carta de despido, teniendo en cuenta que la realización de actividades en situación de baja laboral no suponen automáticamente una infracción muy grave sancionable con el despido, como parece entender la recurrente cuando afirma que el trabajador reconoció los hechos que se le imputaban en la carta de despido (…)”.

No se puede pasar por alto la incidencia que tiene un informe psicológico, en virtud del cual, la participación de dicho trabajador en el citado campeonato resultaba beneficiosa psíquicamente.

Esto va en la línea de lo que comentábamos anteriormente, que ante una situación de baja por incapacidad temporal, el criterio a seguir es el criterio del profesional de la salud, que es quien siempre va a marcar la pauta de lo que podemos o no podemos hacer. Y si nos autoriza realizar alguna actividad que entendemos pueda ser discutida por la empresa, mucho mejor que la recomendación médica lo sea por escrito.

Por tanto, siempre hay que estar al criterio médico, para saber si la actividad realizada estando de baja es compatible o no con nuestra recuperación, siendo este el elemento decisivo que muchas sentencias valoran en estos supuestos.

En nuestro despacho contamos con amplia experiencia en derecho laboral, si necesitas ayuda de un abogado laboralista en Madrid, ya seas empresa o trabajador, en temas de despido, excedencias, reclamaciones de cantidad etc., contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

(Foto de Arek Socha obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Comentar

He leído y acepto la Política de privacidad

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.