Mujeres víctimas de la violencia de género y su contrato de trabajo | Abogado Laboralista Madrid

Iniciamos un nuevo curso abordando un tema de triste y permanente actualidad, relacionado con una de las más vergonzosas lacras de nuestra actual sociedad: la violencia de género.

Por desgracia hasta nuestro despacho de abogados laboralistas nos han llegado algunos casos relacionados con la violencia de género, y las víctimas se encuentran con grandes dudas y temores sobre la situación laboral en la que se quedan de cara a su relación con la empresa en la que trabajan.

Para aclarar estas y otras dudas, vamos a ver algunos aspectos de su influencia en el contrato de trabajo, en concreto dos, los relacionados con la suspensión y extinción del contrato de trabajo en estos casos.

¿Qué se entiende legalmente por violencia de género?

Por violencia de género, se entiende, en base a la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones contra la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de la libertad que se ejerce sobre las mujeres por quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia.

Algunas cuestiones a tener en cuenta. Suspensión del contrato de trabajo

Analizamos primero un aspecto de los que tienen incidencia en el contrato laboral, derivado de estas situaciones, y que es el de la suspensión del contrato, mediante la aplicación del artículo 45.1 letra n) del Estatuto de los Trabajadores que establece que el contrato de trabajo podrá suspenderse por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género.

Es decir, la trabajadora tiene derecho a abandonar temporalmente su puesto de trabajo, por esta causa.

La duración de este periodo de suspensión no puede exceder de seis meses, en principio, salvo que la protección de la víctima requiera la continuación de la suspensión, pudiendo ampliarse por periodos de tres meses, hasta un máximo de dieciocho meses.

Este periodo de suspensión del contrato se considera como de cotización efectiva a efectos de reconocimiento de prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad, desempleo y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

Cuando se produzca la reincorporación, la misma debe realizarse en las mismas condiciones que existían al momento de suspenderse el contrato de trabajo.

Extinción del contrato de trabajo

En relación a la extinción del contrato de trabajo, existen medidas que protegen a la trabajadora víctima de la violencia de género, que ha de acreditar tal condición por los servicios sociales de atención o de salud. Además, la trabajadora debe comunicar a la empresa las incidencias existentes en esta materia con la mayor celeridad posible.

Cabe mencionar que, las ausencias acreditadas por los servicios sociales de atención o de salud, no computan a efectos de faltas de asistencia a los efectos de un despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo.

Tampoco cabe un despido disciplinario basado en faltas de asistencia o de puntualidad, cuando se da una circunstancia de violencia de género acreditada, y son derivadas de la situación física o psicológica de la trabajadora.

Si por ejercer los derechos de reducción de jornada o reordenación de su tiempo de trabajo, movilidad geográfica, cambio de centro de trabajo, de suspensión de la relación laboral, se procede al despido de la trabajadora, el despido sería nulo. En este caso, la víctima podrá optar por extinguir la relación laboral con el correspondiente abono de la indemnización procedente. Si previamente, como consecuencia de su situación, la víctima redujo su jornada de trabajo, la indemnización se calcula sin tener en cuenta la reducción de jornada.

Así, por ejemplo, hay sentencias que han declarado nulo el despido de una trabajadora, víctima de violencia de género, que ejerció su derecho a reordenar el tiempo de trabajo, al no probar la empresa la causa del despido.

Del mismo modo, si la trabajadora se ve obligada a extinguir su contrato por violencia de género, estará en situación legal de desempleo.

Estos son algunas de las cuestiones que pueden incidir en el contrato de trabajo por culpa de una situación de violencia de género, pero para tener un análisis más completo y concreto del caso, y de todos los aspectos y soluciones que la ley te ofrece, si por desgracia te ves en esta situación, no dudes en contactar con nosotros.

(Foto de Alexas_Fotos obtenida en Pixabayl)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

    Comentar

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

    La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

    Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.