Falso autónomo: lo barato sale caro. Consecuencias para la empresa | Abogado Laboralista Madrid | Abogado despido improcedente Madrid

En nuestro blog abordamos en su momento el tema de los falsos autónomos, en un post que os enlazamos aquí.

En ese artículo de hace poco más de dos años, del 4 de agosto de 2017, mencionábamos cuales eran los requisitos para entender que estábamos ante un falso autónomo.

Así por ejemplo decíamos que “debemos tener claro cuáles son las notas que configuran la relación laboral.

Básicamente, son las de dependencia y ajenidad, pues damos por supuesta la existencia de voluntariedad en la prestación y la retribución.

Respecto a la dependencia, lo normal es prestar los servicios en el centro de trabajo del empresario siendo fundamental estar sometido al horario fijado por la empresa, siguiendo las instrucciones del empresario. Es decir, se es trabajador por cuenta ajena, y sometido al derecho laboral, si se está dentro del ámbito de dirección y de organización del empleador.

Según el Tribunal Supremo, es el elemento vertebral más decisivo en la relación laboral”.

Y finalizábamos después señalando: “Por tanto, si estás sometido al horario que marca el empresario, estás encuadrado en el esquema jerárquico del empresario, acudes regularmente al centro de trabajo, te controlan tiempos y rendimiento, tienes un superior jerárquico que te da órdenes y te pide informes de rendimiento, cobras todos los meses de forma similar, el beneficio de tu trabajo se incorpora al patrimonio del empresario, el riesgo de la actividad empresarial lo asume la empresa y no tu etc., etc. tienes muchas papeletas para ser un “falso autónomo”, tan de moda estos días, por mucho que hayas firmado un contrato no laboral, o estés dado de alta en el RETA”.

Mucho ha llovido desde entonces, y han existido posteriores pronunciamientos en los caos de los famosos “riders”, con sentencias contradictorias de los Juzgados de lo social 17 y 33 de Madrid por ejemplo, o estudios pormenorizados del profesor Adrián Todolí, que puedes encontrar aquí o del profesor Ignasi Beltrán, cuyas aportaciones encuentras aquí

Haciendo una aportación infinitamente más humilde y modesta que la de los profesores Todolí o Beltrán, cuya autoridad en esta como en otras materias es incuestionable, hoy analizaremos cuales son las consecuencias que pueden derivarse para un empresario si tiene la mala idea de acudir a la figura de la contratación de “falsos autónomos”.

Recordemos que los falsos autónomos, son trabajadores que prestan sus servicios bajo condiciones que están encubriendo una relación laboral, bajo la suscripción formal de contratos no laborales.

Normalmente, al “colaborador”, eufemismo con el que se denomina al trabajador, suscribe un contrato no laboral (por ejemplo, de arrendamiento de servicios) y se da de alta como autónomo en la Seguridad Social, facturando a la empresa en lugar de recibir su salario mediante una nómina.

Si este fraude se descubre o bien por demanda del trabajador ante el Juzgado de lo Social, denuncia de la Inspección de Trabajo o actuación de oficio de la misma, el empresario puede verse sometido a consecuencias indeseadas para él, pero que son consecuencia de una actuación que no es conforme a derecho.

Así, por ejemplo, si se declara la relación como laboral se debe llevar a cabo la inmediata alta en el Régimen General de la Seguridad Social, lo que implica para la empresa una cotización retroactiva, por un periodo máximo de 4 años, junto con el recargo de hasta un 150% el importe de las cuotas de Seguridad Social y demás conceptos de recaudación no ingresados.

¿Qué sanciones pueden imponerse a la empresa?

Son infracciones graves:

Artículo 22.2 de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS): No solicitar la afiliación inicial o el alta de los trabajadores que ingresen a su servicio, o solicitar la misma, como consecuencia de actuación inspectora, fuera del plazo establecido. A estos efectos se considerará una infracción por cada uno de los trabajadores afectados.

Artículo 22.3 de la LISOS: No ingresar, en la forma y plazos reglamentarios, las cuotas correspondientes que por todos los conceptos recauda la Tesorería General de la Seguridad Social o no efectuar el ingreso en la cuantía debida, habiendo cumplido dentro de plazo las obligaciones establecidas en los apartados 1 y 2 del artículo 26 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, siempre que la falta de ingreso no obedezca a una declaración concursal de la empresa, ni a un supuesto de fuerza mayor, ni se haya solicitado aplazamiento para el pago de las cuotas con carácter previo al inicio de la actuación inspectora, salvo que haya recaído resolución denegatoria.

Son infracciones muy graves:

Artículo 23.1 d) LISOS: Pactar con sus trabajadores de forma individual o colectiva la obligación por parte de ellos de pagar total o parcialmente la prima o parte de cuotas a cargo del empresario, o bien su renuncia a los derechos que les confiere el sistema de la Seguridad Social.

Por otro lado, la inspección de trabajo podría interponer la sanción del art. 46 LISOS: los empresarios perderán, automáticamente, y de forma proporcional al número de trabajadores afectados por la infracción, las ayudas, bonificaciones y, en general, los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo o formación profesional para el empleo, con efectos desde la fecha en que se cometió la infracción.

¿Cuáles son las multas?

En un país como el nuestro, en el cual, por desgracia, solo espabilamos cuando “nos tocan el bolsillo”, la normativa en esta materia es “convincente” en este sentido y el art. 40 LISOS recoge las multas en función de la gravedad del fraude.

En el supuesto de intervención por parte de la Inspección de Trabajo, la  cantidad en concepto de multa, por no haber dado de alta en el RGSS al trabajador, puede oscilar en su grado mínimo, de 3.126 a 6.250 euros; en su grado medio, de 6.251 a 8.000 euros y, en su grado máximo, de 8.001 a 10.000 euros (art. 40.1.e.1. LISOS). Y no lo olvidemos, todo ello por cada trabajador.

Por otro lado, si el trabajador contratado como falso autónomo, demanda por despido a la empresa, si el despido es considerado improcedente por el Juzgado de lo Social, la empresa podrá optar por indemnizar al trabajador, o bien por la readmisión como trabajador por cuenta ajena.

En resumidas cuentas, no parece un buen negocio acudir a la figura del falso autónomo, que es pan para hoy y hambre para mañana.

En nuestro despacho contamos con amplia experiencia en derecho laboral, si necesitas ayuda en materia de falsos autónomos, ya seas empresa o trabajador, o bien en temas de despido, excedencias, reclamaciones de cantidad etc., por tanto, si necesitas un abogado laboralista en Madrid, contacta conmigo y estudiaré tu situación para ofrecerte la mejor solución legal a aplicar.

( Foto de Rudy and Peter Skitterians obtenida en Pixabay)

En este blog se ofrece una visión general y orientativa de los asuntos que son tratados, no constituyendo la misma asesoramiento jurídico. Declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Para realizar un estudio de su asunto, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Comentar

He leído y acepto la Política de privacidad

Sus datos personales serán tratados por SANTIAGO SATUÉ GONZÁLEZ (SANTIAGO S. G.) como responsable de la web www.santiagosatue.com

La finalidad es gestionar tu petición o consulta y recibir envíos comerciales si nos das tu consentimiento. Legitimación: Consentimiento del interesado. Tus datos no serán cedidos a terceros.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusion.com como proveedor del servidor de alojamiento web, servicios ubicados en España.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos enviando un email a santiagosatue@icam.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, la Agencia Española de Protección de Datos. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestro aviso legal y Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.